El miedo contagia

 

Felicitas Kort

Venezuela hoy abrumada por el agotamiento y la desesperación anhela un giro en el timón , pero cada día, una y otra vez , repiten sucesos que conmueven el país.

Como consecuencia disminuye la activación del cerebro en las personas oprimidas, lo cual se refleja en pérdida de placer y bajo nivel de respuestas a las emociones positivas.

Memoria, visión y motivación son regiones cerebrales igualmente afectadas por las experiencias del estrés agudo, a lo cual se añade un aislamiento social forzado que atrofia la cohesión y favorece la reacción de escape.

Aunque el estrés y las emociones negativas como el odio y el miedo crónico no son enfermedad crean una atmósfera de infelicidad y sufrimiento asociados a la desesperanza y la inacción.

El miedo contagia. Una persona que expresa temor en su rostro, contamina su entorno. Estamos programados biológicamente para asociar de inmediato las caras, los gestos y las palabras iracundas con inseguridad.

El miedo se generaliza hacia situaciones que antes no se temían. Es un patrón innato de reacción claramente modificable por medio del aprendizaje. A lo largo de todas las especies el miedo no solo tiene la función de defensa, sino que sirve para la comunicación. Es un programa biológico que dice cuando escapar del peligro y es una respuesta involuntaria a las amenazas.

Cuando sentimos miedo, éste entra por los sentidos, va directo al sistema muscular y ¡salimos corriendo a buscar un sitio seguro !

El Síndrome del Estrés Post Traumático – es un estado prolongado de miedo- que conduce a imaginar monstruos bajo de la cama o en la oscuridad de los gabinetes.

Siguen después la confusión y la fragmentación: “no puedo creer lo que está pasando”, “¿qué va a ocurrir ahora?”.

Un análisis conductual formula las siguientes preguntas ¿cuál es el estímulo que se teme? ¿como son las reacciones ? y ¿qué significado le damos a esta experiencia ?

Como resultado de una configuración innata, por ejemplo, existe el miedo a la novedad. Disminuye a lo largo del tiempo y se denomina habituación, es decir,

mientras más lo toleras, más fácil lo afrontas”. Es un reto a la supervivencia.

Algunos no se acostumbran y permanecen temerosos como la primera vez. Es un aprendizaje silencioso que estimula la zozobra y dificulta discriminar las señales de amenazas.

En el cerebro las emociones habitan desconectadas del raciocinio, la planificación y la toma de decisiones. Activado el módulo del miedo éste sigue su curso y es resistente al pensamiento, al juicio y al entendimiento.

Por esa razón hablar sobre problemas y como resolverlos no es suficiente, son necesarias las acciones para lograr cambios La calma, la serenidad son antídotos que inhiben el miedo y permiten plantear soluciones.

        Cuando no hay miedo se toman riesgos. Las intimidaciones más espantosas y descontroladas son percibidas como benignas para quienes afirman superarlas. Ese formar de pensar reduce la vulnerabilidad, y minimiza las cavilaciones, la ansiedad y las conductas de huida.

Los momentos   traumáticos implican una elevada tensión emocional con características de transitoriedad que a menudo requieren solución inmediata . Si no puedes resolverlos es posible aprender a examinar las circunstancias y sobrevivirlas.

Lo ideal es iniciar conversaciones en los medios sociales y otras modalidades comunitarias sobre cambios de actitud y de conducta ; proporcionar actividades en el ámbito urbano y rural dirigidas a compartir inquietudes; y apoyar actividades que mejoran el bienestar individual y colectivo.

¿ Cómo proceder ?

Regulación de tus emociones

1 Comprende las emociones que sientes

  • Identifica la emoción que sientes: ansiedad, rabia, tristeza
  • Observa y Describe: el día, la hora, y la situación

2 Reduce tu vulnerabilidad emocional

3 Incrementa tus emociones positivas

4 Disminuye tu sufrimiento

La meditación, la relajación, las actividades físicas y espirituales reducen el malestar emocional.

Regulación de tu modo de pensar

1   Intenta resolver el problema

2   Cambia tu reacción emocional frente al problema

3   Acepta lo inevitable del problema

Breves mediciones sobre una lista de prioridades aseguran eficacia y seguimiento de los resultados,

Por ejemplo, no enumerar más de tres en los siguientes problemas:

  • Problemas mayores que pueden cambiar
  • Problemas menores que pueden cambiar

1.

2.

3.

  • Problemas mayores que no se pueden
  • Problemas menores que no se pueden cambiar

1.

2.

3.  

Regulación de tu comportamiento

1. Sustituye la obstinación por la resolución

2. Obstinación es sentarse a lamentar cuando más bien se necesita actuar

3. Obstinación es rendirse, es hacer lo opuesto a “lo que funciona” y rehusarse a modificar el momento.

Frente los obstáculos es posible conocer intervenciones que fortalecen tu repertorio psicológico y físico , así protegen tu salud y mejoran tu modo de vivir.

Su efecto es liberador y, por ende, aumenta el compromiso social, capacita hacia una transformación personal y   colectiva.

Un dato…, Venezuela forma parte de los paises que firmaron acuerdos con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico . (OECD, 2013) el cual entre muchos otros temas mide el grado de bienestar subjetivo – felicidad – influye en la toma de decisiones, en el autocontrol, en la disposición a tomar riesgos y por ende, tiene impacto en la conducta individual y social. ¡Será el venezolano feliz…!

Diccionario de Salud Mental: Más información sobre la emoción Miedo y sus efectos letales personales y sociales